English Español

24 Hora Teléfono

Crisis & Abrigo

(800) 648-1277

Cómo Ayudar a un Amigo

Cómo ayudar a un amigo o amiga

Puede ser que usted piense que algo tan simple como hablar con un amigo acerca de abuso posiblemente no podría hacer una diferencia, pero realmente la hace.

Si usted piensa que están abusando a una persona amiga o amada, háblele de eso. Escuche. Permita que sepa que usted se preocupa. Usted no tiene que ser un experto. Solo necesita ser un amigo(a). El solo saber que alguien se preocupa lo suficiente para preguntar acerca del abuso, puede romper la pared de aislamiento que puede existir alrededor de las víctimas de relación abusiva.

¿Qué si Decide Permanecer en la Relación?

A veces puede ser frustrante cuando un amigo(a) vuelve con la persona que lo(a) golpea o permanece en una relación abusiva. Es importante entender que hay muchas razones para tomar estas decisiones.

Asi como terminar cualquier relación es un proceso, dejar una relación abusiva toma tiempo.

En muchos casos, la víctima teme para su vida. Ella puede también querer que sus niños crezcan con ambos padres, y siente culpabilidad, creyendo que el abuso es culpa suya. Algunas veces la estima propia de una víctima está tan dañada por el abuso que ella piensa que ella no puede hacerlo por sí misma. O puede ser que ella solo quisiera que la violencia termine, no la relación. Cualquiera que sea la razón de su decisión para permanecer en la relación, hay muchas maneras en que usted puede ayudar.

Escuche, sin juzgar. A menudo, una mujer maltratada cree los mensajes negativos de su abusador acerca de ella. Ella puede sentirse responsable, avergonzada, inadecuada y temerosa de que usted la juzgará. Decirle a la víctima lo que debe hacer puede ser tan controlante como el abusador, y a menudo el irse es más peligroso que el permanecer.

Dígale que el abuso no es culpa de ella. Explíquele que la violencia en una relación nunca es aceptable. No hay ninguna excusa para la violencia: ni alcohol o drogas, presión financiera, depresión, celos ni ninguna conducta suya.

Sea honesto(a) y comprensivo(a). Dígale que usted teme por ella y sus niños. Dígale que usted quiere ayudar, pero no ejerza presión sobre a su amigo(a) para que se vaya. Evite decir cosas como “Necesitas…“ “debes…” “Por qué no…” “Tienes que…”

Asegúrese de que ella sabe que no está sola. Y que cuando ella quiera ayuda, usted está disponible. Deje que ella sepa que la violencia doméstica tiende a empeorar y llega a ser más frecuente con el tiempo y que raramente se va por sí misma.

Explique que el abuso en la relación es un crimen, y que ella puede buscar la protección de la policía o de las cortes.

Sugiérale que desarrolle un plan de seguridad para caso de urgencia.

Piense en maneras en que usted puede sentirse cómodo en ayudarla. Si ella decide dejar su relación, ella puede necesitar dinero, ayuda para encontrar un lugar donde vivir, un lugar para guardar sus pertenencias o que la lleven a un refugio para mujeres maltratadas.

Consiga consejo. Si usted mismo(a) quiere hablar con alguien, para conseguir consejo sobre una situación particular, contacte DVS en 582-9841.

Recursos adicionales:

Línea Nacional de Violencia Doméstica

Cómo ayudar a un amigo

WebMD